3 mar. 2012

Control rutinario

Articulo publicado en Andaluciainformación el 24/06

El domingo me invitaron a un pueblo de la provincia para la inauguración de una peña carnavalesca con un nombre tela de alegre, Los Amigos del Llanto, esta entidad la forman comparsistas que durante 60 años que llevan viniendo a cantar a Cádiz, se han dedicado en sus repertorios sólo a incinerar a gente en los libretos. Y como todo lo hacen al tipo, me colocaron el Ataúd de oro. Todo un detalle. Pero la tristeza no quedó ahí, al salir del acto ya de vuelta a Cádiz me paró la Guardia Civil de Tráfico. Al principio ni me di cuenta, yo me pregunto, ¿Por qué a toa las motos les suena el escape y a la de esta gente no? Lo hacen adré. Cuando menos te lo esperas se te ponen al lado y extienden el brazo como cuando cae chirimiri, pero con más mala idea.

Con una voz de Rajoy con casco te señalan a la derecha. Hasta la hecla que le untan a la bota es desagradable, ¡qué brillo más guasón! Y en el tiempo que el guardia le pone el pie de cabra a la moto hasta que se acerca a la ventanilla del coche, uno piensa de to. Primero dónde caerá el cajero más cercano y después comienzas a darle besos a la estampa de María Santísima del paso de cebra, que la llevo pegaíta a las fotos de “No corras papá”. Con cara de venir de un besapié le aclaro a mi parienta: “Ojú Cary, este se va a llevar el dinero de los empastes de la paleta del niño”. Ella para para animarme me comenta:”Tranquilo Chati, no siempre multan”. Yo le contesto: “Mira Cary, la Guardia Civil si deja la moto sólo a ralentí ya hay que darle algo por cohones y como por manos del demonio se le ahogue y tenga que arrancarla otra vez, al Nazareno de la medalla que tienes en la pechera ve vistiéndolo de alpinista, porque el lunes va pa el Montepío del tirón”. Primera pregunta del guardia: “¿Tiene carnet?”. “Sí, cabo. El B1 de vehículos y el C2 de cruces de mayo”. “¿Gafas de repuesto?”. “Gafas de buzo de cerca pa leer los pescaos”. “¿Chaleco?”. “Sí señor, el obligatorio y uno de Lacoste de Vicente del Moral color fucsia precioso”. “¿Los triángulos de avería?”. “Por supuesto, y uno que me dieron en el Aqua Land pa jugar en la orilla con el niño”. “¿Los cinturones funcionan bien?”. “Pues claro, fíjese en mi niño. Va más amarrao que un moro en Guantánamo”. “¿Sabe usted que no le funciona la luz de marcha atrás?”. “Lo sabré yo, guardia, si con 20 años ya tengo siete niños”. “Por lo que veo jamás le han quitado ningún punto, ¿no?”. “No señor, en el barrio me dicen el Starlux, nunca he perdido puntos... bueno, para no mentirle, el año pasado me quitaron dos, pero de una fimosis, nada grave”. “¿Suele usted contestar con disparates todos los días?”. “No, cabo, nada más que lo hago los jueves en el Viva Cádiz”. Adiós, me voy al paro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario