31 ago. 2014

PUERTA TIERRA

 
La Puerta de Tierra es el monumento más genuino y representativo de Cádiz, a través de los siglos fue y sigue siendo aún el único camino terrestre para la entrada y salida de la ciudad, y comprender la excepcional importancia de la misma.

Hacia mediados del siglo XVI se construyó la primitiva Puerta del Muro, defensa de la ciudad por el frente de tierra, que no mantuvo la eficacia necesaria objeto de su creación.
 
Desde entonces, se han dado numerosas soluciones a la defensa de una ciudad tan peculiar como Cádiz, y todas ellas pasaban por poner una barrera en la entrada a la ciudad, que ha desembocado en lo que hoy día se conoce en la ciudad "Puertas de Tierra", nombre que se utiliza para denominar a los Extramuros de Cádiz, es decir, toda la zona de la ciudad que, al expandirse, quedó fuera de la muralla.
 
Su valor histórico, monumental y artístico y el hecho de ser quizás el ejemplar más interesante y representativo del sistema militar defensivo español de los siglos XVII y XVIII, y su brillante historia está íntimamente unida a la ciudad de la que es pórtico.
 
En 1598, tras el asalto a la ciudad por el Conde de Essex, se abre una nueva Puerta en la muralla y se empiezan a proyectar la construcción con elementos que favorecieran una defensa efectiva de la ciudad. Las obras, debido a motivos económicos, avanzaban muy lentamente y en 1630 fueron paralizadas. En 1656 y ante el previsible peligro de un ataque inglés, el Gobernador Militar de la Plaza decidió poner manos a la obra con la decisión de acabar la construcción de la muralla. Las obras de lo que a partir de entonces se le llamó Puerta de Tierra (por ser la única puerta que conducía al camino por tierra hacia la península), acabaron en 1671. Constituía una de las cuatro entradas principales con que contaba la ciudad. Al estar situada en la única comunicación terrestre con la península, formaba una fortaleza y estaba guarnecida por dos semibaluartes en las esquinas del lienzo de muralla, con su contraguardia y otras dos cortinas grandes que cubrían los semibaluartes.
Se mantuvo inalterable hasta mediados del siglo XVIII, cuando los ingenieros Ignacio Sala y Juan Martín Cermeño introdujeron en su arquitectura las innovaciones del ingeniero militar francés, el marqués de Vauban.
                           
 
En 1751 la Junta de Reales Obras de Cádiz encargó una nueva portada para la Puerta de Tierra, diseñada por José Barnola y ejecutada por el ingeniero Juan Martín Cermeño, el cual también intervino a la hora de abrir una nueva puerta al lado de la principal para facilitar la entrada y salida. Toda esta obra quedó terminada en 1756.
 
 
 
Cuando la ciudad empieza a crecer y el tráfico va aumentando, se produce la última gran remodelación de la Puerta de Tierra. A mediados del siglo XX, se abren en la muralla los dos grandes arcos y se configura el torreón con la construcción de las cuatro garitas de las esquinas, obteniendo de esta forma el aspecto que hoy vemos y que se ha convertido en unos de los simbolos identificativos de la ciudad.
 
 




FUENTE TEXTO E IMAGENES:
 
Cadiznet.
Cosas de Cadiz.
Cueva de Maria Moco.
YouTube
Internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario