11 feb. 2012

La misa del ascenso

Articulo publicado en Andaluciainformación el 27/05

A las ocho y media del pasado lunes se celebró en el convento de Santo Domingo la ofrenda floral de la plantilla cadista ante nuestra Patrona por el retorno a la Segunda División del conjunto amarillo. Debido a la crisis en el ramo de flores abundaban más las vinagretas y los apios que los claveles. Aparece el padre Pascual con la túnica Nike y una capa Meyba. Comienza la misa.

Pascual: En el nombre de Irún, de Abásolo y Gurruchaga.
Todos: Amén

Pascual: Os hemos reunido aquí, abonados amarillos, para agradecerles el esfuerzo del domingo en Irún.

Todos: Fue justo y necesario, Señor.

Pascual: ¿De verdad creen que fue justo y necesario?

Todos: Desde que empezó la granizada fue susto y necesario, Señor.

Pascual: ¿Susto y necesario?

Todos: Que sí joé, que no te enteras Pascual, susto y necesario, Señor.

Pascual: Sigamos. Lectura del epígrafe quinto de la revista Ese Cádiz Oe según Carlos Medina. Dijo Muñoz a sus consejeros: “Cuando subamos a Segunda no ahorraremos para gastarnos en fichajes poniendo sobre la mesa todo nuestro dinero”.

Todos: Eso no se lo cree ni tú ni el que murió en el madero.

Pascual: Daos fraternalmente la paz.

Todos: Todos se dieron la mano menos Muñoz, que la cedió con una cláusula de compra.

Pascual: Recuerdo a los feligreses que hoy no pasaremos el tradicional cepillo para los donativos.

Todos: Gracias Padre, ya pagamos 3 euros para verlos en la pantalla del Carranza y allí sí que hicimos el primo.

Pascual: Ahora recemos juntos. “Peguero nuestro que estás en el Rosal, déjate de cantera por tu madre, gástate los euros con los talonarios, no nos dejes caer otra vez en la Segunda B. Y líbranos de los rascos”.

Todos: Amén.

Pascual: Lanza con el guisopo colonia nenuco a los consejeros y los pone empapaos. Oremos. Un monaguillo saca un letrero con la publicidad de Caja Incienso, indicando que se prolonga la misa tres minutos por el tiempo perdido por el padre Pascual al cortar las hostias.

Pascual: Queridos abonados, podéis ir en paz, coger los flotadores y tirarse a la fuente de los patos. Levanta el cáliz y ante la confusión todos cantan:

Todos: “Ése cáliz oé, pum, pum, pum, ese cáliz oé.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario