19 dic. 2015

Una “guantá” a tiempo es una victoria

Los actos violentos hay que condenarlos sin piedad, no se puede permitir que en los tiempos actualescualquier individuo agreda ni a un presidente del gobierno ni a cualquier persona de pie. Sea menor o no, habría que aplicarle la mayor de las condenas. Pero ya que te han “dao” la “cachetá” y ha sido noticia mundial, se puede sacar provecho, por eso el título de éste artículo. Para que se me entienda, no es que usted haya provocado adrede ésta agresión, Dios me libre de pensar eso, pero lo que sí es seguro y conociendo este país es que algún voto indeciso se llevara, lo que podríamos llamar el voto a de la pena y la novelería.
 
 
 
No es malo sacarle beneficios a un acto vandálico haya cada cual como se busque la vida. Mire un ejemplo ¿cuánto jugadores de futbol provocan una agresión para dejar al rival con diez?, miles y todavía no ha salido una norma en el reglamento del futbol que castigue con trabajos sociales después de cada entrenamiento a ningún futbolista agresor. Sr Presidente, desde aquí mi apoyo y que se recupere cuantos antes.
Yo tengo gafas como usted, aunque las patillas de las suyas sean de una calidad infinita a la mía, que son de minio de Vigorito. En una trifulca los que tenemos gafas siempre la llevamos de perder.
 
Aunque luego le demos al agresor siete “patá” en las espaldas, cuatro tragantones en el cuello, etc. el ruido que provoca la “guantá” en el cachete mezclado con el de las patillas de las gafas, crea un clima de murmullo entre los asistentes que sale sin querer… “Ofú, no vea la que le han dao al gafa”. Ya te puede esconder porque has “perdío”.
 
Y para terminar desearle que democráticamente pierda el domingo y a su agresor un buen correctivo para que no vuelva a hacerlo. Nunca se lo olvide que hay muchos tipos de agresiones las física con el tiempo se curan pero las psíquicas que dan algunos con su gestión política duran más tiempo en curarse, por ejemplo, Patadas a los recortes en la salud pública, empujones al desempleo, y lo peor los escupitajos de corrupción, que salpican a España días tras días de distintos partidos políticos.
 
He dicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario