11 abr. 2015

Consejos de un padre en Cuaresma



Hija.- ¿Porque llegando la cuaresma me cambias el peinao opá? Si yo suelo tener el pelo como el perro de Heidi, siempre suelto.


Padre.- “Niña hazme caso, si ya de por sí te veo con andares raros, por la falta mía de interés cuando naciste de llevarte a un buen traumatólogo. No me hagas sufrir en cuaresma, ¡que estamos en Cai Conchita por tu madre!. Aquí llegando Semana Santa tenemos que cuidar las tradiciones, lo siento hija. Tu peinao tiene que tener por cohones dos o tres docenas de horquillas. Aunque no tenga sitio pa agarrarla, le pone un velcro, pero que se vean las horquillas, no quiero que tus compañeros de clase te abucheen en tu camino hacia el recreo”.


Y aparte para que no pienses que soy un mal padre y no miro por ti, te daré varios consejos hasta que termine la semana santa y que quiero que lo lleves a raja tabla.
En el recreo jugando al contra, no se te ocurra decir a grito limpio ¡A esta es!. Te aconsejo que aquí en Cai al que la quea jugando al contra se le dice ¡Tú la llevas gafas!, ¡tradición!

Si el profesor un día, por malos del demonio, quiere hacer limpieza de mochilas y le dé por decir. ¡Vamos levantá las maletas! Nada Conchi por tu madre, la maleta tuya de balcón a balcón, aunque se vuelquen los rotrings y te llegue la tinta hasta el perní. Recuerda Conchi hija…¡Cai, Cai!.

Recuerda que en los exámenes no se corre, no. Tu coge el folio, te levantas, te lo pones en el hombro y despasito mu despasito te va pa el profesor y le dice “Don Gabriel, he terminao ¿le hacemos una recogía de tú a tú a la última pregunta? Y él te dirá…”cuando suene A ti Manuel, te puedes marchar Conchi”. No se te vaya a ocurrí gritar ¡Ahí queo! Que te catean…

Cuando llegue el final de curso y haga falta algo para amenizar la fiesta de disfraces, no vayas vestirte de costalero y cuando la presidenta de la APA, pida un llamador para hablar en público niégate en rotundo Conchi. Tú le dices con to el respeto del mundo, “Señorita aquí en Cai Telefonillo de casapuerta por Dios”.

Evita comunicarte con tus compañeros para ir al servicio con palabras como ¡llamarse!, tu como mucho por wasap pa orinar. De chicotá para empezar el recreo nada, aquí ¡pomo de puerta o timbre!.
¿Te enteras hija?

Si opá, permita que te diga una cosa…”Que de tonterías hay en Cadiz pa cargar”.

He dicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario