18 sept. 2015

Abolición a Los Juanillos

 
 
Si es dantesco y vergonzoso el trato salvaje que le dan al toro de la Vega, a mí me duele como se maltrata en Cádiz al “Mono” de Astilleros. La figura del sopletista queda dañada un año sí y otro también cuando llega la noche de San Juan.
 
Los que hemos sido hijos de pintores, encofradores y pulimentadores de partes de bajas, hacemos un llamamiento para las asociaciones de barrios afines a esta fiesta tan hortera.
 
Queremos hacernos respetar y que valoren el sentimiento de los que nos hemos criado viendo tendió por las mangas y en los cordeles de nailon (solo con el amor que una madre puede darle al centrifugao de una Balay), ese bicho industrial que fue el “Mono” azul de Astilleros y que todos los años rellenan de sobra de cojín para luego quemarlos.
 
Sin el más mínimo rencor de los acuden a dicha quema, que dicho sea de paso, hasta la fogata es mala, ya nunca sale ardiendo a la primera.
 
Adornar esta indumentaria que tanto sudor (por cohones) han derramado nuestros familiares en la factoría de AESA, es una ofensa y una provocación a la familia Matagordista gaditana.
 
Al igual que penoso colocarle al muñeco soso en el coco una fregona Vileda simulando una peluca para ridiculizar a la ya pasada alcaldesa.
 
Avisamos al pueblo de Cádiz que instalaremos mesas para recogida de firmas y bajo el lema “No a la quema del “Mono de AESA”, intentaremos con la ayuda de ustedes que nuestras quejas lleguen al ministerio del interior y en caso menor dimita Rajoy. “Si al Mono lo queman”, ¡guerra, guerra, guerra!
He dicho.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario