3 jul. 2014

Los islamistas del WiFi

EDITADO EN CADIZDIRECTO.COM
El coraje que da que te montes en el autobús y ver a la gente chateando por whatsapp. Venga ese ruidito de los cohones de jilguero embolao, como si estuviese uno viajando en borrícate del pájaro de la avenida. Todo el mundo en el 1 de Cortadura con el pescuezo pa abajo como si estuvieran rezando el Corán. Parecen islamitas del wifi, no contestan a nada, ni a buenos días ni al amago de caída de un pensionista, totalmente en ayuna de educación.
 
El día que se cuele un atracador en un autobús urbano, antes de llevarse el dinero puede elegir entre atracar o jugar al manguiti un rato con los usuarios, como la presentación de Filo Andaluz, to los cocos agachaos hasta que el cajilla no toque con la baqueta el aro de la caja, una hora y media más o menos.
No solo gente joven están enganchadas a estas nuevas tecnologías. Los hay mayorcitos. Qué verdad es que somos torpes para lo que nos interesa. Te fija que se sube una vieja, mu peiná y adobá en artrosis en la parada del Olivillo y del tirón empieza quejarse más que un penitente de la Yedra con los pies planos.
 
Pero todo es sentarse en el sillón de plástico duro, sacar el móvil y empieza a mover los deos mu rápido, como si estuviese cosiendo un tres cuarto para el hijo que está en Camposoto y empieza a chatear con la nieta. A contarle todo el trayecto como si la nieta fuera el revisor. “Angelita, ya me he montao en el 1″, “Ahora voy por la Casa Cuna”. Me imagino a la nieta comentando por bajini, “Cualquiera te lleva a ti abuela con el móvil a supervivientes, aburres a Rosa Benito”.
 
Ahora la abuela se encuentra con una amiga, que iba pa El Piojito a descambiar una bajera y durante la travesía Campo del Sur-Puntales y presume de la ligereza que tiene en los deos pa chatear por el móvil. Fijarse lo que son las cosas y lo chico que es Cádiz, la cara de la viejecita me sonaba.
 
Resulta que un Jueves Santo había coincidido con ella en la cola del freidor de las Flores 1, y acercándose hacia a mi me preguntó: “Picha, tú que ve mejó que yo dime a cómo está el cuarto y mitad de croquetas, que no veo las letra desde aquí”. Yo le dije “¿No ves las letras de las croquetas?” ¿Y ves la tecla del asterisco de la Burberry que no la ve ni el encargao de Multiopticas?. No te vaya a quear conmigo abuela, joé.
 
He dicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario