15 jul. 2012

MARY LA DEL QUINTO, PIENSA YA EN REGATA.

Querido Piero, voy contando las anclas y amarras de tus muelles para volver a vernos. No te veo ni te noto desde la ultima regata de buques de autoescuelas de nuestra tacitas de caucho.
 Esas noches fueron calientes, bajo la luna tenues de un Cádiz con relente y ese concierto tan romántico de Pitingo donde nos dimos el primer refregón marítimo. Y después de escuchar a Makako nos abrazamos en un amor tres delicias.

Tu labios sabían a salitre, "normal Piero si te llevas mas tiempo embarcao, que un balón tocao por Yuste" Recuerdo que me dijistes con tu acento napolitano.."Meri te amo". Yo me derretí como un frigopié en la campana de Sevilla.

Sin tí Piero no soy mujer, me miro y me parezco a la Salvaora, loca por verte y decirte que tuvimos un niño. Como es mitad italiano y gaditano se ha colocao de repartidor de Telepizza lo unico malo que tiene es que como se lleva to el dia repartiendo en la moto, la espalda le huele a gasolina sin plomo. Piero tengo que irme, te espero en el muelle Reina Sofía donde atraca el catamarán.
 Besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario