16 may. 2016

Prevención imprevisible de riesgos laborales 16/05/

EDITADO EN CADIZDIRECTO.COM

En el país con más paro de Europa suena a cachondeo hacer un curso de riesgos laborales. ¿Qué
riesgos?, ¿dónde?, si en España en lugar de paraos hay maniquíes. Desde hace años to er mundo está jugando al mangüiti. ¡Rajoy toca las palmas una dos y tres al naaaaaaaaaa, quieto ahí!.
Prevención de Riesgos laborales en la construcción.
Cuando vea a un compañero con demasiada carga, ayúdelo. Porque como se dé de baja por lumbago
se va a llevar siete meses jugando al mus en la peña y te vas a jartar de coger tablones. Es por tu
bien, picha.

No encender fuego en la obra. Hay una oferta grande de mecheros en el estanco de la esquina.
No ponerse debajo de ninguna máquina que esté subiendo mucha carga. Para esto no hace falta un
curso, sólo y exclusivamente no ser carajote.

Antes de acceder a la obra póngase el casco. En caso de que vaya en moto, quítese antes el de la
moto ya que éste no está homologado para aguantar golpes de calichas ni pellás de mezcla. Lee
el prospecto de Castro y Gutiérrez.

Cuando suene la sirena de la hora del bocadillo, no sea el primero en salir del tajo, déjese querer,
espere que el encargado cogiéndolo del hombro le diga: “Venga Paco joe, tienes que comer, te veo
desnutrio, ¿quieres un migote? no me hagas sentirme mal Paco joe. Come..” Veras como se queda
fijo de por vida en dicha empresa o va a la calle por tonto.

Si lo cambian de faena, asegúrese siempre que a veinte metros de radio no haya peligro. Que esto no
significa que tenga que chivarse al encargado de los peones que en veinte metros pegao a la
hormigonera estén escuchando Radio Olé. Es el peligro que puede existir en el perímetro del nuevo
tajo, ojo. Y para concluir pedirles disculpas a todas esas personas que se dedican a salvaguardar
la seguridad de los trabajadores, pero hoy me he despertado meticuloso con el paro en España y veo
que los cursos deben de hacerse cuando se tiene un trabajo. Porque la realidad es que hay mucha gente formándose para el C.P.C. (Curso Pa Colas). Que no es otra cosa que: ¿cómo aguantar una cola para el paro sin provocar varices?, ¿cómo untarse Thrombocid mientras espera la cola del pescaíto frito en Candelaria?. Colas para ver al Cadiz, Colas para sacar las sillas en semana santa, colas colas colas…
Cadiz es una pijota porque sin cola no somos nadie. He dicho.

15 may. 2016

BricoPoeta

EDITADO EN CADIZDIRECTO.COM

Llevo una racha que cualquier día para cumplir con la columna semanal de CádizDirecto, le hago un tú a tú a los percheros con bombillas que pusieron los del PP en el paseo Santa Barbara. O sea, a esas farolas tan feísimas. Crisis de inspiración se llama, no sé qué tema tocar. Por eso, esta columna va dedicada a mis tiempos como poeta carnavalesco, añoranzas de papelillos.

Cómo una persona de calle como yo y siendo medio manco intelectualmente, me codeaba con los
mejores. Siempre puse mucho esfuerzo en copiar el estilo de Paco Alba, el novio de la Caleta y
querío de la bajamar. Pero chocábamos en estilos, Paco se inspiraba para escribir sus agrupaciones
cuando las noches eran de luna llena, yo era más raro, a mi me salía la poesía cuando salían del horno
de la Torre las medias lunas de coco. Llenas o no, eso me daba igual.

Eran otros tiempos, como diría Unamuno viendo un punteao largo de comparsa. En BricoPoeta
le voy a explicar por encima cómo yo llevaría un tema pa sorprender a Cadiz desde la cuna de la
copla, el Falla. Hay que buscar un tema que sea de actualidad. Por ejemplo, la bandera de la plaza
Sevilla.

Una vez que se hace la cuarteta, te la llevas al ensayo. Le dices al grupo que vamos a repasar, como
aquel que le ha dao perlita al local, repasar… No se dice na ni se canta nada del nuevo tema hasta que
el más feo del grupo, el que más malamente ensaya y menos anuncios busca, esté a gusto de gin tonic. Así se ríe y no pone pegas…

Ya se sabe que la gente con dos copitas se ríe con to. También hay que tener en cuenta que en las
agrupaciones, los más ineptos e inútiles son los que hacen que un grupo aburra o no al poeta: ¡¡Es
Cádiz!!. Cuando el clima es el propicio, coge el papel con la cuarteta y en corro se la cantas al grupo.
Con cara de inocente te haces querer, con frases como…“Yo la veo bien, ¿eh?”. “Si no gusta la
cambiamos por otra”, repito: “Yo la veo bien ¿eh?”, dando a entender que si no es del agrado
del grupo, la mitad van al cara..o a las primeras de cambio.

Empiezo a cantar la cuarteta, con menos tono que el timbre de la Casa Lasqueti. “Señores atento la
letra va al Kichi, a la bandera de la plaza de Sevilla. Con la música de Marujita Diaz, y su tema
estelar Banderita roja y gualda”, empiezo.

Allá por Plaza Sevilla aquí en tierras gaditana el Kichi “sentao” en el muelle a la bandera
rezaba. No te vayas a rajar juro por lo que mas quiera que te han “cosío” mas veces que una gamba
de La Marea que una gamba de La Marea. 

Estribillo: Banderita no te muevas banderita que te rompes y la Camelo me ha dicho no hay
dinero“pa”pespuntes. Pepi Mayo está cerrá, ya no queda hilo negro como el levante te parta yo te aguanto con un belcro yo te aguanto con un belcro.

Estribillo: Banderita no te rompas que no queda dinerito porque el poco que tenemos es “pa”
pelarse el Pinillo. He dicho.