17 abr. 2015

“Cadiz no es vieja, está chocheando”, del ‘Peñita de Cai’



Perdone mi atrevimiento en tutearle Sr. alcalde y como estamos cerca de la campaña electoral no creo que se moleste, a sabiendas que es la única vez que un político da rienda suelta al ciudadano, por tal de conseguir un voto.

Pedro, o mejor Pedrito como cariñosamente hablamos en Cadiz los que no hemos criao en un colegio de migas, (colegio de migas, es grupo de alumnados que el más listo escribía trabajo con v, advierto).
Que un alcalde se levante por la mañana y se reúna con su gabinete de antigüedades (arqueólogos), para investigar qué ciudad es la más antigua de occidente, sólo se le puede ocurrir a alguien que ha perdido con su señora una partia del trivial purssit por la noche. No cabe en cabeza, con la de problemas que hay que solucionar en cualquier de las nuestras ciudades y se le plante ese desafío mañanero.

Mira Pedrito, que hayas dicho que Huelva es más antigua que Cadiz, es como si yo te digo que Colon en lugar de partir del Puerto de Palos, zarpó de las pistas blandas del agua sherry nuevo de Algeciras. ! Fíate el mosqueo que cogerían con mi persona (que bien escribo joe), los que hacen el trasmallo y empatan los anzuelos viscos en el muelle de Huelva. Normal, pero yo no estoy mosqueao de verdad, estoy jarto de escuchar barbaridades de políticos. Pero te voy a dar algunos datos para que recapacites en la antigüedad de Cadiz.


Pedrito… ¿tú has bebíó agua del botijo de la gasolinera de las puerta tierra?
¿Tú ha pegao los sellos del Valispar con harina pa el pescao para que te dieran de premio una cuchara con el águila de Franco?
¿Tú le ha comprao a un familiar tuyo una bajera en Tezka?
¿Te ha resfregao el perníz con una manopla de Recio? ! Con la costura tan basta que tenía una manopla de Recio, en el laito derecho!

A ti te han mandao con una lista de mandaos que decía…”Que te de el chicuco, un Betis, los avíos del puchero y medio cubo de garbanzos remojaos”. Añadiendo tu madre…”Niño, el dinero en la manita cerrá hasta que llegue a la almacén de Jacinto, y cuando Jacinto te abra la mano para coger los cinco duros, la cara de Franco en la moneda, dé un respiro y diga por bajini…”No vea el cabrón del niño como aprieta los deos”.

¿Tú no sabes Pedrito, que en Cai fuimos los primeros en tener al único fotógrafo rejoneador del mundo?. Si joé, el que echaba las fotos a to Cai en encima de un caballo en la Catedral, ese era rejoneador de cliché, picha.”
Pedro, son muchos ejemplos que te daría para que recapacitaras y no dudaras en la antigüedad de Cadiz.

Lo único que no se puede adulterar en este mundo tan lleno de corruptos y mangantes es la HISTORIA, porque a lo mejor, si empezamos a remover y a dudar de todo, puede que incluso la gamba blanca, no valga pa hacer una piriñaca, y eso sí que sería grave. Un abrazo Alcalde, desde Cadiz.

He dicho.

11 abr. 2015

Supervivientes


Miembros del colectivo Greenpeace de Honduras, están meditando denunciar a Paolo Vasile, director de Telecinco, por el daño que indirectamente le está causando a la fauna de Cayo Paloma por los personajes que cada año manda para el reallity de Supervivientes.

En lo positivo, decir que España durante unos meses se queda libre de un uno por ciento de golfos y vagos, pero por otro hay que ponerse en el lugar de los hondureños.
“No teníamos bastante con Colón para que ahora nos hagáis esto”. Mandar a esta tribu de personajes de Telecinco que infecta y transmiten su dejadez, flojera y golferío a los animales que habitan en Caño Paloma.

Desde que este reallity se realiza en dicho lugar, indígenas de dicha isla y biólogos expertos, han observado distintos comportamientos de la fauna en Cayo Paloma, que dan que pensar, o sea, les ha pegado a los animales la flojera y otros vicios…
De hecho se vio hace unos días una mosca decirle a la otra…”Quilla ¿te viene a picar en una ingle”, contestándole ésta acostá en un platanero, “Paso Terelu, ve tú tengo firmada una portada en Interviú y no quiero engordar”.

Un león que de to la vida de Dios ha sio el rey de la selva, ¡con un ramalazo gordo tirándole los tejos a una cobra!.

¡Dos cebras montá una encima de otra para meterse una raya del cuello de la primera!

Los cocos de las palmeras desde que fue Belén Esteban, en vez de agua dan insulina.

Un negro metiéndole bolsas de plásticos a una vaca para agrandarle las tetas.

Un Kiwi con un gorro de paja y un bastón haciendo de Mohedano.

Un cabresto diciéndole a Mohedano a chillios limpios  ”Dame los cuernos que son mío, joé”.

Un cocodrilo con una gota en una aleta, que se la pegó Paquirrin.

Siete iguanas asustás (que ya manda huevos) de ver a Chabelita.

No me diga usted que esto no es un maltrato a la naturaleza.

Incluso creo que me está afectando a mí, sólo de ver los anuncios.

 He dicho.

Botica no se cierra


Esta Semana Santa ha sido, bajo mi opinión como espectador tranquila. El clima ha acompañado, pero por lo visto cuando en Cadiz no llueve el tema a tratar es la carga o los itinerarios. Si no hay problemas nos lo inventamos o mejor dicho, lo provocamos.
El espectáculo cultural gracias a las manos de los distintos escultores que la historia ha dejado en Cádiz ha sido grande, como siempre.

El gaditano tiene una historia de 3000 años y meses, es hora de ir aprendiendo. No cabe en cabeza que el Despojado en seis años que lleva desde su aparición por las calles de Cádiz, lo hallan abucheao más  que a la alcaldesa, que lleva 20 (y tiene unos andares muchos más ligeros que dicha cofradía).

Este es el punto, donde se demuestra que la rebeldía que se quiere dar al exterior es ridícula.
Una ciudad que según la historia la avala la libertad, la creación de la constitución española, y otros muchos episodios históricos. Lo mismo he dicho y repetido mil veces, siendo yo primero participe de la otra fiesta, el carnaval, nada más que somos capaces de reivindicar en tangos, pasodobles y cuplés, arropados por un público que lo aplaude to pero que a la hora de la verdad tiri ri ri… y claro, así nos va.

Abuchear se ha puesto de moda, es que como si nos gobernara Mourinho, hacer gala de chulería escondidos entre la masa me recuerda cuando algún chufla parapetado en el gin tonic y arropado por una docena de carajotes carnavalescos intentan desestabilizar a la agrupación que en ese momento canta en el Falla. Somos revolucionarios de escondite.
En Cadiz el que quiera hacerse el gracioso, como es mi caso, sabe que tiene un tiempo precioso que te da el patronato para hacer lo que quieras  y meterte con quien te dé la gana, con el Despojado, Nazareno,  Alcaldesa y hasta con el jardinero del parque. Pero cuando se está en la calle observando una representación de arte como es un paso y se está en el tiempo donde el que sea creyente está rezando detrás de una imagen, (equivocadamente o no), pidiéndole algo para un familiar, o un amigo o salud para todos, tiene cohones que cuatro chuflas insulten (sin gracia ninguna, por cierto) a una corporación o a una junta de gobierno, sin respetar a la imagen que dicho creyente (equivocadamente o no), está sufriendo.

El que no le guste una cosa que se vaya a mismísimo carajo (como se merece escribir en Cai), pero si te quedas no hagas el tonto en una ceremonia en la que no pega hacer reír, ni llorar, porque para eso se encargan las personas que por necesidad, van llorando detrás de un santo pidiendo ayuda desesperadamente. 

He dicho.


Los veletas de Cádiz


Si no se han visto ya, queda poco para ver los movimientos de esos personajes chaqueteros que tenemos en Cadiz, esos que son pocos pero se mueven tanto que parece que son miles. Los que por su manera de rastrearse ante el político de moda hacen que el gaditano tenga fama de chaquetero y novelero. La estirpe gaditana del chuflerío.

En el pasado concurso se oyeron algunas letras de poetas, que nunca habían criticado  la gestión de la alcaidesa, lo que se dice “ir haciendo la cama por si el rumbo político en Cadiz cambia en mayo”. La estirpe del chufla se mueve solo por aparentar al lado de un político y tomándose una caña fiá en un restaurante que sólo su dueño cree tener caché. Sólo para intentar llegar a la final y que su mujer lo vea vestio de arlequín derretio.  Cuando llegue la cuaresma estará pendiente y lamiéndole el culo al concejal para que lo haga parte del consejo de hermandades y su mujer lo vuelva a ver otra vez vestio pero esta vez con chaqueta y caspa por los hombros.

Si lo resultados son los mismos que en la pasadas elecciones, (cosa que aún hay que ver), ya veréis como a to er mundo le gusta en Cadiz una coleta, home, cuando antes na más que llevaba coleta los dos ponys del parque. Pararan por la calle al Kichi y le dirán…”Muero contigo desde que saliste de octavilla en Los del Lavaero, picha”. “Que sepa Kichi, que yo tomé café y churro con Dolores Ibarruri en la Marina”. “Intenté traer a Carrillo a los cultos del Caído” “hazme caso Kichi muero contigo cohones y te diré una cosa, si sales de alcalde dale a Che Guevara, el antifaz de oro a título póstumo, por tu madre”.

Si Dios nos da salud, (que frase más de mare con delantal), lo veremos actuando de esta manera, pero son tan mamarrachos que se creerán que el gaditano de verdad no se dá cuenta, porque aparte de chuflas son carajotes.
 He dicho.

Consejos de un padre en Cuaresma



Hija.- ¿Porque llegando la cuaresma me cambias el peinao opá? Si yo suelo tener el pelo como el perro de Heidi, siempre suelto.


Padre.- “Niña hazme caso, si ya de por sí te veo con andares raros, por la falta mía de interés cuando naciste de llevarte a un buen traumatólogo. No me hagas sufrir en cuaresma, ¡que estamos en Cai Conchita por tu madre!. Aquí llegando Semana Santa tenemos que cuidar las tradiciones, lo siento hija. Tu peinao tiene que tener por cohones dos o tres docenas de horquillas. Aunque no tenga sitio pa agarrarla, le pone un velcro, pero que se vean las horquillas, no quiero que tus compañeros de clase te abucheen en tu camino hacia el recreo”.


Y aparte para que no pienses que soy un mal padre y no miro por ti, te daré varios consejos hasta que termine la semana santa y que quiero que lo lleves a raja tabla.
En el recreo jugando al contra, no se te ocurra decir a grito limpio ¡A esta es!. Te aconsejo que aquí en Cai al que la quea jugando al contra se le dice ¡Tú la llevas gafas!, ¡tradición!

Si el profesor un día, por malos del demonio, quiere hacer limpieza de mochilas y le dé por decir. ¡Vamos levantá las maletas! Nada Conchi por tu madre, la maleta tuya de balcón a balcón, aunque se vuelquen los rotrings y te llegue la tinta hasta el perní. Recuerda Conchi hija…¡Cai, Cai!.

Recuerda que en los exámenes no se corre, no. Tu coge el folio, te levantas, te lo pones en el hombro y despasito mu despasito te va pa el profesor y le dice “Don Gabriel, he terminao ¿le hacemos una recogía de tú a tú a la última pregunta? Y él te dirá…”cuando suene A ti Manuel, te puedes marchar Conchi”. No se te vaya a ocurrí gritar ¡Ahí queo! Que te catean…

Cuando llegue el final de curso y haga falta algo para amenizar la fiesta de disfraces, no vayas vestirte de costalero y cuando la presidenta de la APA, pida un llamador para hablar en público niégate en rotundo Conchi. Tú le dices con to el respeto del mundo, “Señorita aquí en Cai Telefonillo de casapuerta por Dios”.

Evita comunicarte con tus compañeros para ir al servicio con palabras como ¡llamarse!, tu como mucho por wasap pa orinar. De chicotá para empezar el recreo nada, aquí ¡pomo de puerta o timbre!.
¿Te enteras hija?

Si opá, permita que te diga una cosa…”Que de tonterías hay en Cadiz pa cargar”.

He dicho.